Historia de la magia en Tierra Media

  1. Manifestaciones de la magia en la Segunda Edad.

    Los noldor habían pagado su precio y Morgoth había desaparecido, y así los Valar iniciaron un nuevo orden en el Mundo. Trazaron límites a través del Mar Separador y levantaron una prohibición que impedía a los mortales pisar las tierras de Aman. Jurando que nunca más volverían a intervenir directamente sobre los asuntos de Endor.

    La creación de Númenor.

    Los Señores de Aman quisieron recompensar a los hombres por su esfuerzo y su coraje luchando contra Morgoth. A cambio, Ulmo entregó a los Hombres la Tierra de los Dones, una gran isla continente que sería su nuevo hogar. Ossë, heraldo de Ulmo, levantó la isla en medio del gran mar, entre Endor y Aman, convirtiéndose en el puerto más occidental de los hombres mortales; de ahí su nombre, Númenor.

    El regreso de Sauron.

    Sauron

    A partir de ahí empezó a aumentar el poder de los hombres, representados en los dúnedain, y empezaron a colonizar la TM. Los hombres normales de Endor parecían fácilmente conquistables y manipulables. El problema es que lo mismo le pasó a Sauron, que cinco siglos después de la caída de su Amo, regresaba. Y también encontró en los hombres menos resistencia al veneno de sus intrigas.Hasta tal punto que se autodenominó Señor de los Hombres y estableció su reino en Mordor.

    Sin embargo, el poder de los Hombres alcanzó unas cotas sin precedentes, y finalmente, incluso Sauron, tuvo que rendirse ante su rey, Ar-Parazôn, el más poderoso de los descendientes de Elros, hijo de Eärendil y hermano de Elrond, que otrora eligiera la Mortalidad. Pero fue una rendición falaz y sibilina.
    A partir de ahí, el Señor Oscuro empezó a manipular de forma periódica a sus captores. Y tras ser rápidamente puesto en libertad bajo palabra, se convirtió en el consejero de Ar-Parazôn, sembrando falsos sueños sobre la inmortalidad de los Hombres. Sus ocultas mentiras tuvieron como consecuencia la total corrupción de Númenor. Y los dúnedain comenzaron a cuestionar la Prohibición de los Valar. Hasta que finalente, creyéndose engañado por los Valar y los elfos, Ar-Parazôn ordenó la creación de la Gran Armada, la flota de barcos más poderosa jamás creada, para asaltar las costas de Aman. La prohibición se había roto y los hombres habían perdido la fe en los Poderes (y por tanto en Eru).

    La caída de Númenor.

    La armada númenóreana partió hacia Aman en 3319 SE, ignorando los avisos de los Edain fieles. Pero en lugar de conquistas e inmortalidad encontraron destrucción. Ningún elfo se enfrentó a su desembarque, pues el poder de Númenor era grande, pero cuando comenzaban a acampar en Aman, se desencadenó un gran cataclismo.

    La invasión de las Tierras Imperecederas causó el Cambio del Mundo, pues los Valar llamaron a Eru para que les ayudara en su guardia. Y, durante un breve período de tiempo, el Único se hizo cargo de . La Armada de Ar-Parazôn fue engullida por una gran ola, y la isla que tanto amaban, fue anegada por el mar, pereciendo sus fértiles tierras, sus grandes monumentos y sus orgullosas familias. Con la excepción de los nueve barcos de los Fieles (los númenóreanos que nunca apoyaron a Ar-Parazôn y Sauron).

    El hundimiento de Númenor

    El final de la Segunda Edad.

    El cambio del Mundo marcó el inicio de una nueva era en . TM fue reformada, sus tierras y mares fueron doblados y Aman fue transportada a un lugar donde nadie pudiera alcanzarla sin permiso de los Poderes.

    Sauron, como siempre, se escurrió en medio de la bronca. Y aprovechándose del desastre de los Hombres se hizo fuerte y reestableció su reino en Mordor. Y los Valar buscaron a los Hijos de Eru para contrarrestar el poder del Señor Oscuro.
    Y así fue, pues los dúnedain Fieles de los Reinos en el exilio (Arnor y Gondor), gobernados por Elendil al Alto, se unieron al gran rey noldo Gil-Galad en lo que se llamó la Última Alianza entre Elfos y Hombres. El poderoso ejército atacó la Tierra Oscura y venció a las fuerzas de la Oscuridad. Elendil y Gil-Galad murieron, pero Isildur, el hijo del primero, y con una gran fortuna, logró arrancar el Anillo Único del dedo de Sauron, con lo que su espíritu se escurrió al temporal olvido.
    Aún así, el poder del Anillo siguió funcionando, e Isildur, pese a los consejos de Elrond fue incapaz de destruirlo y se quedó con él, pensando que con su poder estarían más a salvo. Y así se dio fin a la Segunda Edad.

    Manifestaciones de la magia en la Tercera Edad.

    Los Valar y los Magos.

    La Tercera Edad comenzó bastante tranquila. Hasta el regreso de Sauron, que esta vez fue más sutil y se estableció en Dol Gûldur, al sur del Bosque Negro, haciéndose llamar El Nigromante. A raíz de este hecho, el Bosque Negro empezó a oscurecerse, a hacerse peligroso y sibilino. A poblarse de horrendas criaturas: maldito al sur, cerca del Señor Oscuro; encantado al norte, en las cercanías del Reino de los elfos del Bosque.

    Cuando Sauron se alzó de nuevo los Valar decidieron librar al mundo del maiar renegado. Los Pueblos Gandalf El BlancoLibres les volvían a necesitar y los Ainur decidieron corresponde su fe. Sin embargo comprendían la fragil naturaleza del Equilibrio. Por ello decidieron mandar a TM a cinco Emisarios, los más sabios de entre los maiar. Los Istari: poderosos magos sabios de Aman limitados por los propios Valar para no romper el Equilibrio. Su aspecto sería senil y frágil, pero su poder y sabiduría grande.
    Istari, después demuchas deliberaciones fueron: Saruman el Blanco, el más poderoso del pueblo de Aüle, que sería el líder de la Hermandad; Alatar, sirviente de Oromë; Gandalf (Olórin), del pueblo de Manwë. Radagast, el Pardo, por parte de Yavanna, preocupada por las criaturas y plantas de Endor; Y Pallando, servidor de Mandos.

    Los Istari.

    Los Istari entraron en TM hacia el 1050 TE. Su misión era unir a los Pueblos Libres y hacer que colaboraran entre sí. Sería entonces la libre voluntad y no la coacción la que decidiría el éxito de su embajada. Era el conocimiento y la sabiduría de los Istari, y no su poder, lo que daba esperanzas a los Poderes que les enviaron. Aunque como se vio, sólo Gandalf estuvo a la altura de las circunstancias, siendo el único que de una forma u otra no perdió el norte de la esencia de su Misión.

    En la TE también se constituyó el Concilio Blanco para hacer frente a las inquietudes de Sauron.

    El Final de Sauron y de la Tercera Edad.

    Evidentemente, según iban avanzando las edades, las manifestaciones de la magia iban disminuyendo. Y en la La destrucción del Anillo ÚnicoTE únicamente existía en los efectos del Anillo Único, algunas de las andanzas de los Istari (Saruman creó mediante magias a los medio orcos y Gandalf tuvo que hacer gala de su poder en más de una ocasión), el poder del Balrog en Moria y de Galadriel o Elrond en sus respectivos Refugios élficos, el Bosque Viejo y el Bosque Negro y la destrucción final de Sauron cuando se echó el Puto Anillo Único por fin a las entrañas del Orodruin. Y con esto y la coronación de Aragorn, descendiente de Isildur, como rey de los reinos unificados de los dúnedain (Arnor y Gondor) vino a su fin la Tercera Edad.
    Y a raíz de esto llegó el inicio de la Edad del Hombre y el declive de la presencia de los demás Pueblos Libres de la Tierra Media, así como de la magia y de la historia que aquí nos acontece.

    Nota: Fíjense en lo impresionante de la historia de Tolkien, que pese a lo grande de la historia de El Señor de los Anillos (manteniendo su grandeza cuando se pasó al cine; un sobresaliente para Peter Jackson) y sólo ocupa apenas unas líneas en este resumen de la historia (de la magia) de TM.

No estás autenticado en el sistema. Autenticarme.

Volver Arriba
  1. Licencia Creative CommonsLa Magia en Arda se nutre de la licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial - Copyleft 2008-2010.

    Proyecto parado por falta de recursos.
    Se aceptan donaciones.
    Muchas gracias de antemano.