Los Canales de Comunicación

  1. La esclavitud de los valar.

    Melkor es un airado y vehemente tocapelotas. Pocos lo dudan pese a su talento. Pero lo que tampoco nadie puede dudar es que tiene un par de huevos, o que está completamente loco.

    La controversia de los Hechiceros

    Ya que cada sortilegio que se utiliza debe estar gestionado en última instancia por la Fuente de Poder, y por consiguiente por los valar. Si bien es cierto que ocupan a muchos de los espíritus menores en esta onerosa tarea (la de atender todas las Peticiones de todos los Hechiceros de Arda) los mantiene lo suficientemente ocupados pese a todas las tareas que deben realizar por el Bien y el Equilibrio de .

    Y esto no es casualidad, sino parte del ingenioso plan de Melkor. Por ello, muchas facciones de eruditos de Tierra Media, sobretodo las más radicales, quieren acabar con la Magia o al menos restringirla. Así, sólo los clérigos y los paladines serían sus guardianes: los representantes del primigenio Ainurnath. Podríamos decir que la Inquisición es el lobby encargado de esto, y alega que no es cosa de los valar si no del propio Eru. La Magia en Tierra Media no está concebida para los mortales y debe prohibirse; salvo para sus propias congregaciones, que se encargarían de vigilarla y gestionarla prudentemente.

    La magia ha sido un arma de Melkor para tener entretenidos a los valar, y desde que llegara, sobretodo a los irresponsables Hombres, los valar están lo suficientemente ocupados como para dejar que ‘Mal’ campe a sus anchas. De ahí que en vez de intervenir ellos tuvieran que enviar a los Istari: los únicos de entre los espíritus primigenios que pudieron liberar de canalizar la demanda de sortilegios y poder en general.

    El problema surgió cuando estos, dado su poder, al hacer uso de la magia en Arda, requerían de peticiones extra voluminosas, despistando de manera extra a los valar. Así, éstos, se vieron obligados a restringir el poder de los Istari hasta el nivel de hechiceros normales, para que las peticiones fueran más o menos normales. Y digo más o menos porque aunque normales, nótese que los Istari tienen un nivel muy alto y eso les hace, pese a sus limitaciones, muy poderosos.

    Los Espíritus Primigenios son fundamentales en el proceso mágico de realizar sortilegios

    Así mismo, la genialidad de Melkor fue doble. Por una parte, cada Canal abierto por un hechicero debía ser procesado por el valar apelado o la entropía generada se tornaría exponencial, desestabilizando el universo entero: ¿acaso Melkor se reía de las debilidades de la estructura del Todo que Eru ideó?...

    Por otra parte, otra de las brillanteces de Melkor fueron las auto respuestas. Un mecanismo capaz de generar respuestas sin mediación de un ente superior, y curiosamente, sólo aplicable a la magia oscura o Gassathnath. Otra de las razones por la que es realmente más accesible dicha magia (si no estuviera perseguida). Es decir, no precisa de Melkor todo el día procesando todas esas peticiones de poder, si no que cada petición posee un la capacidad intrínseca de ser canalizado únicamente a través del Gassathnath, y que auto gestiona las peticiones de energía medias y bajas con solvencia considerable. Las peticiones de alto nivel de energía sí debe procesarlas el propio Melkor, pero generalmente suelen ser sus lugartenientes más directos en Arda los últimos responsables, y no inconscientes hechiceros de tres al cuarto, como sucede en los mundos del rol. Con lo que además le sirve para supervisar y no para perder el tiempo.

    Este recurso no es absolutamente infalible, y por eso algunos Hechiceros del Bien lo critican severamente, argumentando que a Melkor le daba igual aumentar la entropía del universo sin juicio ninguno e incluso destruirlo. Pero por otra parte se muerden las uñas sabiendo que si no le importara el equilibrio del universo, no tendría que haberse tomado tantas molestias en generar un método tan efectivo y sutil. Ya que realmente, son de una fiabilidad vertiginosa. Aunque también se dice que es debido a que hay muchas menos peticiones del Gassathnath, ya que hay menos hechiceros caóticos; y que si hubiera muchos más, como ocurre con otros Reinos u otros valar, entonces sí podría peligrar seriamente la entropía del universo.

    Por ello que el Concilio Blanco, encabezado por los Istari, tiene perfectamente especificado acabar con el Legado de Melkor, y sobre todo con sus Servidores. Para que nunca sean mayoría, y para que de ninguna manera puedan traer de regreso al vala caído. Ya que peligraría la estabilidad misma de todo . O eso argumentan.

No estás autenticado en el sistema. Autenticarme.

Volver Arriba
  1. Licencia Creative CommonsLa Magia en Arda se nutre de la licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial - Copyleft 2008-2010.

    Proyecto parado por falta de recursos.
    Se aceptan donaciones.
    Muchas gracias de antemano.