Realización de sortilegios

  1. Ha de saberse que el objeto Receptor tiene cinco Métodos (propiedades disponibles una vez en posesión de dicho Objeto):

    Métodos básicos del Elemento Receptor
    Retener En Rolemaster se denominaba Preparar sortilegio (precisa concentración)
    Almacenar Para utilizarlo posteriormente (se guarda; precisa concentración si no eres un archiMago). Acepta dos parámetros: número de asaltos y circunstancias
    Lanzar Para utilizarlo inmediatamente
    Proyectar Para utilizarlo proyectándolo de forma hostil (generalmente ataques mentales y rayos)
    Concentrar Para mantenerlo o manipularlo de variopintas maneras. Evidentemente, es el método más complejo y avanzado

    Aunque todo esto pertenece ya a la fase final, como posteriormente veremos.

    Manejadores de Eventos, Detectores de Eventos y el canal de comunicación.

    Se establecen los Manejadores de Eventos. Los Eventos realmente. Basados en el Lenguaje Arcano de Magia. Y complementados con las Runas, o mediante ayuda de Objetos mágicos. Y por supuesto con la pericia y la templanza del Hechicero.

    Control de la magia: manejo de los tiempos en las fases de un sortilegio

    Los Manejadores de Eventos poseen una serie de métodos donde se especifican los parámetros necesarios para que los Detectores de Eventos entiendan lo que el Hechicero solicita.

    Solicitamos un Canal para acceder y poder recibir ese Maná (en forma bruta o como casi siempre: en forma de sortilegio). Depende del Poder a recibir, el Canal puede ser de dos tipos: Canal de Comunicación o Canal de Comunión. En el primero, simplemente hay un intercambio de energía. En el segundo, la comunicación es directa con la Fuente de Poder, pudiéndose llegar incluso a la comunicación mental o verbal con la deidad.

    Este Objeto, más complejo que la anterior, también tiene una serie de métodos que se pueden utilizar. El más importante es el Estado, que nos especifica el estatus del Canal.

    Los valores de esta propiedad pueden ser cinco:

    Valores de la propiedad Estado del Elemento Canal
    SolicitarCanal Se solicita abrir un Canal empleando un Evento. Si se detecta el Evento
    AperturaCanal …se hará uso del método AbrirCanal. Si todo va bien, el Canal se abrirá y estará disponible para operar a través de él.
    AccesoCanal Hace uso del método Enviar
    RecibirManá Devuelve el Maná o el sortilegio solicitado, que se almacena en el Receptor
    UtilizarManá El sortilegio o el Maná ya están listos para poder usarse

    Depende del sortilegio solicitado y de la destreza del hechicero, esta fase puede durar más o menos tiempo. No obstante, para hechiceros diestros y sortilegios normales no suele pasar los milisegundos.

    Los métodos del Objeto Canal.

    1. 7-Canal::Abrir(‘REINO’)
    2. 8-Canal::Enviar(‘Forma’, ‘Entidad’, ‘Acción’, ‘Elemento’, {Energía}, Canal Status)

    El método Abrir recibe un único parámetro, que es la encriptación del Reino de Poder por el que se abrirá la vía de comunicación.

    Realización de sortilegios

    El método Enviar recibe seis parámetros, que son la encriptación de la Forma y la encriptación de la Entidad; la Acción y el Elemento: que completarán un único elemento en la Fuente de Poder. También la energía pasada por el Hechicero a través del Canal: los Puntos de Poder, y el status del mismo: una especie de valor booleano que puede ser false (Hechiceros) con lo que cerrará el Canal en cuanto reciba el suministro; o puede ser true (archiHechiceros) con lo que mantendrá el Canal abierto. De hecho, por defecto es false, y pocos son los que conocen la existencia de este parámetro.

    Evidentemente, este método es más complejo que el anterior. La encriptación hace referencia al acceso (encapsulación). El propio método enviar codifica la Acción y el Elemento, no así la encriptación de la Entidad y la Forma, que se hayan únicamente en lo más recóndito del subconsciente del hechicero. Es decir, que para alguien habilidoso no sería demasiado difícil entender la gesticulación y las palabras invocadas, sobretodo si ha pasado por sus manos alguno de los sagrados Libros de Lenguaje Arcano; con lo que casi podría emular la Petición del sortilegio. Sin embargo, las claves de la Forma y de la Entidad están tan profundamente enterradas en el subconsciente del hechicero que ni con las más ominosas torturas podrían sacarse a la luz (otra cosa sería mediante Artes Arcanas). Es por esto que no es tan fácil realizar un sortilegio por muchas veces que se vea hacerlo a un Hechicero.

    Una vez llegado sin problemas a la última fase ya podemos hacer uso del sortilegio: Lanzar el sortilegio, que puede ser instantáneo o de prolongada duración. Y aquí el tiempo varía mucho. Es decir, un rayo eléctrico será instantáneo, pero crear un gran muro de algún material, o una nube tóxica llevaría más tiempo. No digamos convocar una terrible tormenta. Depende, evidentemente, del poder del hechicero, su destreza y su nivel, así como el nivel del sortilegio.

    Es decir, que un poderosísimo mago podría convocar una terrible tormenta en segundos, pero tendría que enviar y recibir por el Canal establecido una ingente cantidades de energía, con el consiguiente agotamiento, y la peligrosidad por Pifia. Pues sépase que en caso de fallo, cuanto mayor sea la energía enviada, y sobretodo recibida, mayor puede ser el daño colateral.

No estás autenticado en el sistema. Autenticarme.

Volver Arriba
  1. Licencia Creative CommonsLa Magia en Arda se nutre de la licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial - Copyleft 2008-2010.

    Proyecto parado por falta de recursos.
    Se aceptan donaciones.
    Muchas gracias de antemano.