Los Reinos de Poder

  1. El Equilibrio de Ilúvatar.

    Los Quince Pilares Básicos del Cosmos.

    Como se ha dicho ya, el Equilibrio del Mundo, creado a partir de la Música de los Ainur, y cuyo Maestro de orquesta fue Eru, se sustenta sobre Quince Pilares o Puntos Básicos.

    Todavía no se ha acabado de comprender su funcionamiento y distribución exacta. De hecho, más allá de los estudios de Fëanor no se ha avanzado demasiado, y ni siquiera sabios como Gandalf o el propio Saruman podrían explicarlo más allá de lo que oyeron a los valar en tiempos inmemoriales. Y dado que los estudios de Fëanor fueron perseguidos y destruidos, sólo el Priorato de Loë se supone que tiene lo que queda de ellos. Y por consiguiente, muy poco se sabe de todas estas cosas.

    La Disposición de los Valar y de los Reinos de Poder según dispuso Eru Ilúvatar

    Nótese que el Priorato de Loë y otras corrientes filosóficas hablan de Esferas de Poder o Magia y no de Círculos. En cualquier caso, tanto la Inquisición comolos diferentes Concilios de Hechiceros han estipulado que se trata de Círculos, y como ya sabemos, son los que tienen la última palabra.

    Polémicas a parte, todos parecen estar de acuerdo en que para que se mantenga dicha Unisonancia y Armonía, y por consiguiente , Eru estipuló Quince Pilares Básicos, que dividen el Cosmos en Cinco Reinos de Poder (Aiunrnath, Tobanath, Rennennath, Barasarnath y Hammennath). Cada tres Pilares forman un Reino de Poder, y cada Pilar tendría un Guardián. Es decir, un valar en cada vértice de la base de un Gran Tetraedro y con Eru siempre en la punta. Dichos tetraedros formarían un ficticio Pentágono: que fue la forma intrínseca que adoptó la magia al fluir por la Eä visible, como luego se verá (nótese que los astrónomos suelen denominar 'Guardianes' a los Valar).

    El plano tridimensional que Eru llamó Llama Imperecedera.

    , o mejor dicho, lo que los Pueblos Libres pueden y podrán observar de Eä, es una esfera tridimensional cuyo sustrato es tetradimensional, y más allá no hay NADA. Más exactamente, donde el Universo tetradimensional atraviesa un plano tridimensional que Eru denominó Fuego Secreto o Llama Imperecedera.
    Como se ha dicho, se han detectado Quince Puntos de Equilibrio que atan los restos de la música de los Ainur o lo que viene denominándose como magia, a modo de Círculos Concéntricos. Estos invisibles círculos engloban Todo lo que Es, sujetando la Eä visible donde se haya Arda, pero a la que no puede llegar pues posee una dimensión menos. De esta manera, la música de Eru y de los valar que se utilizara para crear TODO, permanecería innaccesible para los habitantes de dicho Mundo, ya que todo ese poder estaba encerrado en una hermética e inaccesible cuarta dimensión que era realmente TODO Eä.

    El límite de la Eä visible es denominado como Los Muros de la Noche y el de la Eä invisible como Horizonte de Eru. Y más allá de este Horizonte de sucesos no hay nada: en cualquier caso, esa región es llamada AUSENCIA.

    Por tanto, digo ¡Eä!¡Que sean estas cosas! Y enviaré al Vacío la Llama Imperecedera, y se convertirá en el corazón del Mundo, y el Mundo será... Ilúvatar había hecho algo nuevo: Eä, el Mundo que Es.
    El Silmarillion (El Ainulindalë sobre Eä).

    Los Señores de Arda.

    Cada Pilar estaba custodiado por un valar. Los Valar son espíritus primigenios de la Creación (deidades en la Tierra Media) producto del Pensamiento de Ilúvatar (dios en la Tierra Media; también conocido como Eru). También se les denomina Ainur o Señores de Arda.

    Evidentemente, hay 15 valar. Los Exaltados: Manwë (Súlimo), Varda (Elbereth), Ulmo, Aüle (Mahal), Yavanna (Kementári), Námo (Mandos), Nienna y Oromë (Aldaron). Y los Poderes menores: Vána, Tulkas (Astaldo), Nessa, Irmo, Estë y Vairë. Y el Vala Caído o Enemigo Negro Melkor (Morgoth). En nuestro universo rolero esto se mantiene así, con la salvedad de que Irmo y Vairë son considerados tan poderosos como los Exaltados y Oromë, quizás un poquito menos.

    La Disrupción de Melkor: La nueva disposición.

    El Caos generado por la Disrupción de Melkor y sus fechorías

    Como se ha dicho, en Arda no había magia. Sin embargo Melkor, en los albores del Tiempo (aún son confusos sus verdaderos propósitos), se las ingenió para crear un Agujero que uniera la Eä visible con la Eä invisible. Es decir, desde el plano del Fuego Secreto o Llama Imperecedera (Cosmos visible) a las Esferas Celestiales (Cosmos invisible ), más allá de Los Muros de la Noche. Él lo denomino Agujero Negro. De ahí que se empezara a relacionar a Melkor con lo negro y lo oscuro. No obstante, el nombre atendía al hecho de que realmente era un agujero y a simple vista no se podía ver en su interior (por eso lo de negro). Ese agujero comunicó el Cosmos Visible con el Cosmos Invisible a través de lo que Vairë había concebido como Hiperespacio. Y por ese Agujero, pasaron al Mundo los restos de la Música de los Ainur. Además, ese Agujero en el espacio-tiempo creó una Disrupción que desequilibró violentamente la Armonía que Eru estableciera. El punto de rotura fue denominado por Vairë como Singularidad de Melkor. Además se creó un nuevo Círculo: negro, que daría origen a lo que se conoce como Magia Caótica, Magia Oscura o Magia Negra (depende la cultura).

    Parece que Melkor quiso dar acceso a la magia a todas las criaturas de la Tierra Media, para que no perteneciera únicamente a Eru y a los valar, y para ver si así podían apoyarle en sus inquietudes, tan poco comprendidas por Eru y la mayoría de sus Hermanos. Y en ese intento de Comunicación creó una Disrupción terrible, y el Tejido de Vairë y el Tamiz de Varda nunca volverían a ser lo mismo...
    Manuscritos de Fëanor 1, 12.

    Que choca con lo que de estos hechos se narra en 'El Silmarillion':

    Pero lo que en verdad deseaba [Melkor] era someter tanto a Elfos como a Hombres, pues envidiaba los dones que Ilúvatar les había prometido; y él mismo deseaba tener súbditos y sirvientes; y ser llamado Señor, y gobernar otras voluntades.
    El Silmarillion (El Ainulindalë sobre las intenciones de Melkor).

    Los restos de la Música de los Ainur, el poder, la magia o como quiera llamarse, fluyó violenta pero simétricamente al entrar en la Eä visible donde se hayaba Arda (y por consiguiente Tierra Media). Los Cinco Reinos de Poder pasaron a ser como invisibles hilos que jalonaron Arda, cual ficticios tetraedros formando una especie de pentáculo invisible, y que distribuía la magia por todo Arda.

    Ignoro si Bauglir reveló dichos conocimientos después de ser expulsado, condenado y vilipendiado; o fue expulsado, condenado y mancillado por revelar dichos conocimientos.
    Manuscritos de Fëanor 1, 33.

No estás autenticado en el sistema. Autenticarme.

Volver Arriba
  1. Licencia Creative CommonsLa Magia en Arda se nutre de la licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial - Copyleft 2008-2010.

    Proyecto parado por falta de recursos.
    Se aceptan donaciones.
    Muchas gracias de antemano.