Ilusionista

  1. El Ilusionista es uno de los representantes de las profesiones Híbridas o de Fusión, debido a su posición en el Espectro Mágico entre Reinos de Poder. Más exactamente entre el Barasarnath y el Rennennath.

    Un ilusionista es un soñador. Y un creativo, quizás un poco alocado, pero coherente y disciplinado. Les encanta generar sorpresa y admiración. Así mismo, también debe ser un buen comunicador para transmitir entusiasmo e ilusión a sus ilusiones: vida. En este sentido, en ocasiones llegan a ser verdaderos expertos del arte dramático. Además, debe tener sentido escénico para dotar a sus poderes de gran espectacularidad y causar la mayor sorpresa posible. El ilusionista tiene que tener también dotes de psicólogo, para descubrir la mejor manera de atacar a sus víctimas. No será lo mismo engañar a un Hombre que a un elfo, o un un orco que a un animal. A alguien inteligente que a alguien estúpido. Incluso a otros hechiceros o ilusionistas.

    Ilusionista

    Un ilusionista tiene sentido del humor y es imaginativo y jocoso. Quizás no tenga del todo los pies en el suelo, pero ¡qué coño! Quien carece de ese niño que todos llevamos dentro está muerto. Al ilusionista le gusta entretener, y sobretodo, llamar la atención.

    Pero el ilusionista también tiene un lado oscuro. Un buen ilusionista siempre es eficaz con sus ilusiones; y puede ser malicioso y retorcido. Y puede a veces no distinguir lo brillante y lo osado de lo pervertido y del mal gusto. Puede ser tierno y afable en sus ilusiones (para el deleite de niños) pero también puede ser excesivamente sádico y cruel (con quien crea él que lo merece). Incluidos sus números o actitudes, que pueden llegar a rozar el sadismo o lo kitsch (pretencioso y hortera).

    Un ilusionista no puede evitar ser tramposo, y sabe cómo jugar con tus sentimientos. Y sabe cómo hacer daño. Y sabe engañar. Ese es su mayor don: el engaño. También suelen ser ludópatas empedernidos, así como disfrutar de otros vicios. Un ilusionista puede ser frío y rencoroso, celoso y extravagante.

    Sus ilusiones y espectáculos son su propio estilo, diferente de cualquier otro ilusionista. Se consideran artistas, no hechiceros. Y se afanan en que cada día sus ilusiones sean más perfeccionistas, más afines a la realidad. Que nunca dejen de sorprender. Y que nadie, ni los elfos más sensibles, puedan distinguirlas de la realidad.

    No se sabe nunca donde está el límite en el que realmente te puedes fiar de un ilusionista. Pues un ilusionista es un actor, es un comediante, es mimético con sus personajes y un gran imitador, y puede ser muy engañoso aunque en el fondo tenga buen corazón. Sobretodo cuanto está zaherido. Puede ser un feriante, o un travestido si se tercia, o un ventrílocuo. Te podría vender cualquier cosa. Un buen orador, pero quizás un farsante. Aunque su poder sea peligrosamente real.

    Guía: Ulmo, Irmo y Melkor.

    Características principales: PERCEPCIÓN e INTELIGENCIA (Voluntad y Apariencia).

    Espectro de características del Ilusionista

    Estas son las características del Ilusionista que deben poseer una buena tirada para poder desarrollar dicho hechicero. Por consiguiente, cuantas más aparezcan más difícil será alcanzar los requisitos. Por buena tirada se entiende un 90 o más; aunque el DJ podría bajarlo a que simplemente posean bonificación (75 ó más). Evidentemente, esto sin contar la bonificación por raza o sexo (únicamente por característica). Las que figuran entre paréntesis únicamente son recomendables. Un ilusionista debe ser muy creativo y habilidoso.

    Alineamiento.

    Un ilusionista podría ser Caótico Neutral, Caótico Legal, Neutral Neutral, Neutral Maligno, Neutral Legal, Legal Neutral o Legal Bueno. Absténganse de elegir un ilusionista aquellos que no vayan a saber cumplir este abanico de alineamientos, o en cualquier caso, consúltese con el master de turno.
    Alineamiento óptimo: Neutral Bueno.

    Citas del Ilusionista.

    ¿Quieres vivir en otra realidad sólo con mis trucos e ilusiones? Quizás también necesitemos algunas de mis drogas. Te gustará...

    No me desafíes. Podría confundir tu mente hasta el punto de que no distinguieras lo real de lo que no es real. Y tu cordura no lo soportaría.

    Y qué es real y qué no, amigo mío, ¿tú lo podrías discernir, cuando ni yo mismo soy capaz?¿Acaso crees que este mundo en el que vivimos es real o sólo una añagaza ilusoria para nuestros limitados sentidos? Los valar debían ser sin duda ilusionistas.

    ¿Acaso crees que lo que respiras ahora es aire?
    Morfeo, de la Trilogía Matrix.

    Algunos ejemplos: Harry Houdini (1894-1923).

    PJs y PNJs de nuestro universo: Thalion (4), Taranto Quentino (11).

No estás autenticado en el sistema. Autenticarme.

Volver Arriba
  1. Licencia Creative CommonsLa Magia en Arda se nutre de la licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial - Copyleft 2008-2010.

    Proyecto parado por falta de recursos.
    Se aceptan donaciones.
    Muchas gracias de antemano.